Apenas un mes después de que el Tribunal Supremo respaldara la legalidad del IRPH, varios jueces le plantan cara y se ponen de lado del consumidor. El Juzgado de Primera Instancia número 6 de Castellón, el Juzgado de Primera Instancia número 11 de Córdoba y el Juzgado de Primera Instancia número 7 bis de Pamplona se han rebelado contra el alto tribunal. Ambos jueces entienden que hubo falta de transparencia al informar al consumidor y declaran la nulidad del IRPH.

El 1 de febrero, apenas unos días después de la sentencia del Supremo, el abogado José María Erausquin Vázquez conseguía que un juez de Castellón diera la razón a su cliente, hipotecado con la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI). Unos días después, la letrada Fuensanta Cabrera conseguía un fallo similar también contra UCI, mientras que este miércoles 2 de marzo, el abogado Jorge Iribarren, del Bufete Iribarren Ribas y abogado colaborador de Asufin, la asociación de usuarios financieros, ha conseguido que otro juez, esta vez de Pamplona, falle también en contra del criterio del Tribunal Supremo.

Los tres fallos han sido valorados muy positivamente por las asociaciones de consumidores. “Estamos ante un claro abuso que, afortunadamente, muchos jueces en nuestro país entienden. Tenemos que confiar, de nuevo, en todos ellos y, lo más importante, no desistir en la batalla por eliminar el IRPH de todos los contratos”, asegura a El Confidencial Patricia Suárez, presidenta de Asufin.